Starbucks y el café colombiano, ¿mito o realidad?

Starbucks y el café colombiano, ¿mito o realidad?

Starbucks, la cadena de cafés más grande del mundo, aterrizó en Colombia a mediados de 2014 y para sorpresa de muchos no desbancó a Juan Valdez, ni llevó a la quiebra a los caficultores colombianos.

Días de doble diversión ¿Cuál es tu preferido? ❤️❤️❤️

A post shared by Starbucks Colombia☕️ (@starbuckscol) on

Pese a que el café es inherente a la cultura colombiana, la llegada de una cadena de la magnitud de Starbucks llenaba de miedo a todos los que viven de este grano y a más de uno del sector de la economía, pues su arribo suponía el “fin” del producto emblema del país. Sin embargo, hoy 4 años después el panorama no es como lo pintaban los más críticos desolador, o por lo menos así lo confirman tanto directivos de la compañía, como de la Federación Nacional de Cafeteros.

Strabucks llegó al país de la mano de Nutresa y Alesa en julio de 2014, y desde antes de su llegada ya había adquirido un compromiso con los productores locales, servir café 100% colombiano, sembrado, recolectado, tostado y empacado en el territorio nacional, con el fin de honrar la cultura colombiana, el campo y su café.
De hecho, hoy todas la tiendas Starbucks del país ofrecen cinco variedades diferentes de café hecho en Colombia.

Infinitas notas de sabor con tu café #Nariño #Starbucks

A post shared by Starbucks Colombia☕️ (@starbuckscol) on

De igual manera, la compañía, que desde sus inicios le ha apostado al comercio justo, compra el café a un excelente precio, muy por encima del valor del mercado. Así lo asegura Jaime Press, director de operaciones de la firma en Colombia.
Además ha creado un centro en el departamento de Caldas para que más de 700.000 caficultores puedan capacitarse y aprender nuevas técnicas y aspectos relativos a la siembra y recolección del producto.

La relación de los campesinos colombianos con Starbucks se remonta a la década de los 70, cuando se abrió la primera tienda en Seattle. Desde entonces, la compañía compra café colombiano para luego venderlo en sus tiendas que se encuentran en todas las latitudes.

Después de cuatro años de operaciones en Colombia, Starbucks ha sido bien recibido, tanto por la población como por la Federación Nacional de Cafeteros y otros grandes jugadores.
De acuerdo las directivas de Juan Valdez, la llegada de Starbucks ha significado un nuevo impulso para el sector cafetero y el aumento del consumo del café en el país. Igualmente, afirma que el mercado actual y potencial es lo suficientemente grande para los dos.

Atrévete a probar una bebida diferente. Ven por tu #StarbucksNitro

A post shared by Starbucks Colombia☕️ (@starbuckscol) on